Sello de Calidad colchón de bebé Emma - El mejor descanso para mi bebé

Hace mucho que no pasaba por el blog, porque el cambio de 3 a 2 se nota mucho más que de 1 a 2 y esto unido a la vuelta al curro y algunas cositas más, han provocado que no tuviese tiempo para casi nada.

Pero aquí estamos otra vez y ya para quedarnos y que mejor forma que volver para descubriros y contaros mi experiencia con el colchón de bebé Emma.

Tuve la suerte de ser una de las elegidas para el sello de calidad del colchón Emma con Madresfera para probar durante unos días (nosotros lo hemos estado probando todo un mes) el colchón de bebé Emma.


Como ya sabéis, y si no os lo cuento, la compañía alemana Emma Colchón es una de las mejores marcas de colchones online de Europa y además de su gama de colchones para adultos tiene colchones para bebés en 2 tamaños 60x120 cm y 70x140 cm. Éste último es el que hemos estado probando nosotros, bueno baby Lucas porque su cuna es de esas enormes que luego se transforma en camita hasta los 5 años.

Este colchón es perfecto para bebés y niños pequeños hasta los 5 años, así que a nosotros nos ha venido que ni pintado para jubilar el viejo que ya habían usado sus 2 hermanos para qué Plátano baby estrenase colchón y qué colchón!!

Tenía muy buena referencia de Emma colchón aunque nunca habíamos tenido en casa ninguno de sus colchones, pero ahora ya puedo dar fe de ello y necesito una de adulto para nosotros porque he apoyado un poco la cabeza en el de Lucas y es tan cómodo que me da envidia, ¡jé!.


Es un colchón hipoalergénico y antiácaros, suave, cómodo, resistente y ligero. Sus materiales han sido cuidadosamente seleccionados sin olvidar ningún detalle. Además incluye una capa termorreguladora de espuma para la ventilación.

Lucas duerme más de 9 horas seguidas sobre él y para mí ese es el mejor indicativo de que se trata de un colchón perfecto.

Una de las cosas que más me ha gustado, al margen de que es un colchón 100% seguro para mi bebé porque está libre de sustancias nocivas como los sulfatos, es que es lavable.

Que se pueda lavar fácilmente es algo a tener muy en cuenta en un colchón para niños de 0 a 5 años ya que es una etapa en la que los niños pueden hacerse pis encima, vomitar... y tener un colchón ligero que puedas lavar fácilmente y a la vez resistente es un pro enorme.

El colchón es comodísimo y el sueño de Lucas desde que duerme sobre él es más profundo y reparador gracias a su gran capacidad de adaptabilidad, alivio de presión y transpirabilidad.


Además como os he comentado antes está hecho con materiales libres de toxicidad:
  • Sello LGA. Los componentes del colchón para bebé Emma han sido galardonados con el sello LGA de TÜV Rheinland. Durante la prueba, los colchones para bebés y niños pequeños se someten a tests para detectar sustancias nocivas como los sulfatos.
  • Ceritificado OEKO TEX. La confección de materiales y combinación de los mismos están aprobados y certificados como materiales respetuosos con el medio ambiente y las máximas exigencias sanitarias. De acuerdo con el Estandar 100 de la licencia OEKO TEX Clase 1.
  • RAL DGM Siegel. La "M dorada" representa un concepto global ecológico en la producción. Las pruebas de producción, no sólo se centran en la estabilidad y la durabilidad, sino también en el cumplimiento de los valores de referencia de sustancias nocivas para la salud. El colchón para bebé Emma también cumple con estos requisitos.
  • El sello FKT en el colchón de bebé Emma indica que las sustancias utilizadas son especialmente buenas para la piel y han pasado la rigurosa prueba de compatibilidad corporal de FKT.

Así que además de seguro para la salud de mi hijo, es un producto sostenible que cuida el medioambiente, lo que lo convierte en un producto perfecto para nosotros, pues como sabéis estamos muy sensibilizados con este tema.

Si tuviese que poner una nota sería, sin duda, sobresaliente aunque os confieso que al abrirlo me decepcioné un poco porque me pareció demasiado fino y pesaba muy poco (4,5 kg) y pensé que esto le restaría seguridad y confort. Pero debo reconocer que me equivoqué y no solo eso sino que lo que en un primer momento me hacía restarle realmente suma porque es más cómodo para moverlo, lavarlo... y es igual o más confortable, seguro y cómodo que uno más grueso y pesado.


Si vais a tener un bebé o ya lo tenéis y queréis pasarlo a cuna o camita pequeña Montessori o similar y estáis buscando colchón no lo dudéis, el colchón Emma para bebés es un acierto. Además el envío te lo hacen directo a casa, gratuito y rápido. Y si no estuvieseis contentos, que sinceramente lo dudo, la devolución también es gratuita. Vamos que son todo ventajas.

Muchas gracias a Emma colchón y a Madresfera por darme esta oportunidad.




4 comentarios:

  1. Pues no conocia esa marca de colchones. Por lo que comentas es un producto de calidad. Nosotros tenemos uno de caracteristicas similares y la verdad es que estanos muy contentos.

    ResponderEliminar
  2. No conocía esta marca, pero tiene muy buena pinta. Gracias por la información

    ResponderEliminar
  3. Seguro que descansa de maravilla en el colchón. ¡Qué gusto volver a verte por aquí! Besos!!

    ResponderEliminar
  4. Yo también participé en Madresfera, pero no tuve la suerte de probar el colchón. Se ve que es de muy buena calidad. Un post muy completo, gracias por compartirlo ;-)

    ResponderEliminar