jueves, 19 de octubre de 2017

5 manualidades fáciles niños


Hace unos días os propuse unas cuantas manualidades que podían hacer los niños sin la supervisión constante de un mayor. Hoy os quiero proponer 5 manualidades más que pueden hacer los niños solos, a no ser que sean muy pequeños en cuyo caso necesitaran un poco de ayuda en determinados momentos:

1. Botes de sales de colores. Recuerdo esta manualidad, como una constante durante mi infancia. Algunas tardes o fines de semana que mi hermana y yo nos quejábamos de estar aburridas mi madre nos sacaba la sal, las tizas de colores y varios tarros de cristal que guardaba para estas ocasiones. A veces las regalábamos, otras veces se las vendíamos a nuestros padres para conseguir algunas monedas para chuches y en otras ocasiones, cuando nos quedaban más bonitas, las dejábamos en nuestro cuarto de juegos para decorar. 


Con el Melocotón habíamos hecho un tarro cuando Manzanita aún era muy bebé, pero desde entonces no lo habíamos vuelto a hacer. Así que cuando les propuse a los frutitos hacer esta manualidad, ambos la recibieron con ilusión.


Me imagino que seréis pocos los que no conoceréis los famosos tarros de sal, pero por si acaso os cuento. El material que se necesita son tizas de colores, sal, tarros de cristal o plástico (como los que usamos nosotros para evitar que se rompiese si por capricho del destino se cayesen) y unos papeles grandes o cartulinas para dar color a la sal sobre ellos, para luego echarlo del papel o cartulina al tarro haciendo el dibujo que queramos.


Una vez que completaron sus tarros cada uno hizo un dibujo para decorar la tapa de arriba y que quedase más bonito y coqueto.


2. Lapicero con pajitas. Para esta manualidad solo se necesitan pajitas de colores, un vaso de plástico, tijeras y pegamento. Los frutitos se divirtieron mucho haciendo esta manualidad, cortando las pajitas y luego pegándolas. La idea inicial era hacer un lapicero para colocar sus colores pero finalmente optaron por convertirlo en el vaso para las pajitas ya que estaba adornado con pajitas.



3. Pintar piedras y conchitas. Seguro que este veranito en la playa os hicisteis con un buen lote de piedras y conchitas, pues cogerlas es una de las actividades favoritas de los niños en la playa, por lo menos de mis frutitos. Luego con esas piedras se pueden hacer cantidad de juegos o simplemente adornarlas como hicieron Melocotón y Manzanita con éstas. 


Algunas las pintaron con acuarelas y otras para hacer dibujo con mayor detalle las pintaron con rotuladores normales. Aunque por experiencia lo que mejor queda es pintarlas con pinturas acrílicas para conseguir un efecto más vivo y duradero, pero esta manualidad la hicieron en la casa de la playa durante las vacaciones y lo que tenían a mano eran las acuarelas y los rotuladores normales y la verdad es que no les quedaron nada mal.






4. Buho con papel charol. Rellenar un dibujo con papel charol es una manualidad muy entretenida y divertida que hemos hecho en villa frutitos varias veces. En este dibujo que os comparto mis frutitos rellenaron este búho con trocitos de papel charol de colores. No tengo fotos del proceso pues fue uno de los regalos que me hicieron el pasado día de la madre y la hicieron con “papá de frutitos”. Anteriormente habíamos hecho un pez con esta misma técnica pero no le eché foto y se lo decidieron regalar a su abuela. 


Para hacer estas manualidades solo se necesita hacer un dibujo o coger uno hecho (en esta ocasión el papá de frutitos dibujo el búho), unas tijeras, papel charol de varios colores y pegamento. Una vez elegido el dibujo o dibujado solo hay que ir recortando trocitos de papel charol para ir dándole color al dibujo y el resultado queda genial. 

5. Rompecabezas caritas de goma Eva. Para esta actividad solo se necesita goma Eva, tijeras, pegamento y aquel material o materiales con los que se quiera decorar las caritas, como plastilina, rotuladores, ojitos (que fue lo que usamos en villa frutitos) o cualquier otro material que os guste o cuadre.


Nosotros hicimos esta manualidad porque teníamos unos recortes de goma Eva sobrantes de nuestro segundo invento de la tribu #losinventosdemama, "Portavelas con botellas", y en villa frutitos no somos de desechar nada, aquí todo se reutiliza y se recicla y para ejemplo un botón. Aprovechando que teníamos trozos de goma Eva las recortamos en 4 partes e hicimos caritas poniendo en la parte superior el pelo, luego los ojos, la nariz y por último la boca. 


Nos divertimos mucho creando estas caras divertidas y luego jugando con ellas y viendo las caras tan raras y graciosas que resultaban al ir cambiando las distintas piezas. 

Espero que os hayan gustado y os sirva para que vuestros peques se entretengan las frías y lluviosas tardes de otoño e invierno.












4 comentarios:

  1. Te puedes creer que nunca he hecho los tarros de sal? Ni de pequeña ni ahora de mayor. Muy fuerte no? Sinceramente tampoco sabía muy bien su funcionamiento, pero ahora ya gracias a tu post donde explicas el material y nuestras tan bien el proceso no se me resistirá. Seguro que q las niñas les encanta la idea.
    También me han gustado y me ha parecido sencillo lo de los rompecabezas de goma Eva.
    Un beso y gracias

    ResponderEliminar
  2. El búho es pura ternura y han recortado y pegado los trozos de papel genial �� Estos frutitos son unos artistas!!! Me encantan todas las manualidades que propones para hacer con niños, estás despertando mi vena artística

    ResponderEliminar
  3. Geniales ideas!!! Me las guardo!

    ResponderEliminar
  4. Ya he puesto marcador al mail que me ha llegado con este post para hacer estas manualidades con Pelayo, que inspirado por tus frutitos le está cogiendi gusto al mundo de las manualidades. A ver si Jimena nos da un respiro y hace siestas largas y no demanda tanta teti y podemos hacer las 5 manualidades. Son ideas realmente chulas!

    ResponderEliminar