miércoles, 3 de mayo de 2017

¿A mí no me dices amor? u otra forma de decir celos


El Melocotón tenía 3 años y 3 meses cuando llegó la Manzanita, pero el concepto "celos entre hermanos" ya me empezó a sonar bastante antes de que naciera la frutita. Cuando estaba embarazada todo el mundo decía aquello de "Cuidado con el niño cuando llegue su hermana, está tan acostumbrado a ser el único y está tan "mimadito", tan pegado a ti, aún tomando el pecho (os recuerdo el post "Amamantar por placer no por obligación" donde os contaba como pensé en una lactancia mixta, pero que finalmente lo descarté) que tiene muchas papeletas de ser el típico niño que se pone celoso". Incluso en las clases pre-parto la matrona nos alertaba a las que nos convertiríamos en madre reincidente que con la llegada del nuevo bebé el hermano podría mostrar celos y para evitarlos nos daba algunas pautas:

- Que fuésemos los padres los que diéramos la noticia al hijo/a de que va a llegar un nuevo hermanito/a que está en la tripita de mamá y que él se va a convertir en el mayor y lo tendrá que cuidar y proteger.

- Que le hiciéramos partícipe en la decoración de la habitación, la cuna, la compra de ropita, juguetes o productos para el bebé.

- Antes de que nos fuésemos al hospital despedirnos del niño/a y explicarle que vamos a buscar al bebé.

- Al llegar a casa que le preguntásemos lo que hizo durante nuestra ausencia.

- Una vez que el bebé estuviese en casa, que lo involucrásemos desde el principio en el cuidado del bebé, para hacerle sentir una figura imprescindible para su hermano/a.

- Que no dejásemos de hacer con ellos las actividades que solíamos hacer en pro del nuevo miembro y rompamos sus hábitos y costumbres.

- Que avisáramos a familiares y amigos para que no se excedan en sus halagos hacia el bebé y le presten también atención al mayor.  Si le traían algún detalle que no se lo diesen delante del él/ella... 

A pesar de todo ello y tener la teoría bastante clara, a la hora de la verdad fue complicado y aunque intentamos cumplir todas las pautas y llevar a cabo todas las recomendaciones que nos dieron, siempre hay momentos en los que no estás y pienso que el Melocotón se pudo sentir desplazado y quizás sintió "celos". Aunque es algo que no puedo asegurar, porque aunque eso haya sido así, mi frutito nunca nos lo ha demostrado claramente, ni por supuesto nos lo ha expresado, cosa que tampoco esperaba, pues se caracteriza por ser bastante reservado a la hora de compartir sus propios sentimientos (no en cambio para contar otras cosas que hace, que él no considera tan íntimas, esto es algo que no me gusta pues me da miedo de que en algún momento tenga algún problema y al no compartirlo se haga fuerte en él y le llegue a afectar).

A veces mi Melocotón, como todos los niños, tiene momentos de rabietas y mi buenamadre lo achaca a que son celos encubiertos, que es su forma de expresarlo, aunque adora a su hermana y la cuida y la protege y está más pendiente de ella que nosotros mismos cuando estamos en la calle. Sinceramente yo no lo creo, pues en ningún momento me ha dado muestras de tener celos hacia su hermana, todo lo contrario se desvive por ella, yo creo que sí son llamadas de atención pero no tanto de celos hacia su hermana como de volver a reclamar atención sobre él, que a medida que va creciendo no nos necesita tanto y con esas rabietas lo que requiere es que volvamos a estar un "poco" más con él. La frutita ya tiene 3 años y ha empezado a pasar desde hace 2-3 meses a esta parte, luego no creo que sea así pues habría empezado a pasar con anterioridad.


La que por el contrario sí ha hecho alusión directa a esos posibles "celos" entre hermanos es la Manzanita, que cada vez que le digo a su hermano "amor" sale de no sé donde y me dice "¿A mí no me dices amor?" y cuando se lo digo me dice rápidamente ya no que no me lo has dicho primero. Al igual que lo de "amor", "cariño" o "te quiero". Aunque ella verbaliza esos "supuestos celos" haciendo estos comentarios, su actitud no demuestra esto, pues de momento nunca ha tenido rabietas, es bastante obediente, no pretende llamar nuestra atención sobremanera cuando estamos con su hermano... etc. 

A raíz de estos comentarios de mi frutita, he pensado sobre el tema de los celos del hermano menor al mayor, y creo que es algo que se puede dar fácilmente pues si intentamos no romper las costumbres y dedicar el mismo tiempo que antes del bebé al mayor, al final nos quedamos sin tiempo para dedicarle al nuevo y esta costumbre se puede extender en el tiempo y que se asimile como lo normal en el hogar y desemboque en que el "gran olvidado" pase a ser el pequeño. ¿Qué opinas sobre ello?  ¿Crees que por intentar que el mayor no tenga celos del pequeño, esto puede volverse en contra y sea éste quién termine teniendo celos del mayor?

22 comentarios:

  1. Es complicado, yo creo que siempre hay "celillos" en una dirección u otra, pero afortunadamente no suelen ser de importancia, sino llamadas de atención

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pienso igual, creo que el amor que se tienen siempre prevalece sobre los "celillos" al menos hasta ahora 😅 Muchas gracias por leerme y dejar tu comentario 😘

      Eliminar
  2. Es cierto lo que dices y a veces de más peques si que pueden existir esos celos o como dices tu: " a mi no me llamas amor". Los consejos que das la verdad que hay algunos que estamos muy de acuerdo y al ser padres es importante que ese "celo" no exisa aunq a veces es inebitable!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Creo que a los padres nos corresponde no fomentar celos o rivalidades desde muy pequeños 😊 Muchas gracias por leerme y dejar tu comentario!

      Eliminar
  3. Los celos no dejan de ser una señal de inseguridad por pequeños o grandes que sean, hay que darle la seguridad a los peques del cariño y que no crezca la rivalidad entre hermanos o rivalidad con los padres.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muy de acuerdo con tus palabras 😊 Muchas gracias por leerme y dejar tu comentario 😘

      Eliminar
  4. aiis los celos!!! que malos y dañinos son... y mas para unos niños tan pequeños... Mi niña no tiene hermanos pero cuando pasamos tiempo con sus primos y yo les abrazo o les ofrezco cositas la pobre siemre dice: Y YOOOO!!! Y YOOOO!! pobres....

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Exacto los celos no son buenos amigos y creo que para vencerlos lo mejor es darles cariño y seguridad 😊😉 Gracias por leerme y dejar tu comentario 😘

      Eliminar
  5. Creo que las pautas que os han dado stán bien. Supongo que puede haber celos, pero si se ve involucrado y se siente partícip en la dinámica familiar, acabará bien feliz con su hermanito bebé. Besitos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Completamente de acuerdo, gracias por leerme y dejar tu comentario 😊😘

      Eliminar
  6. Ufff!!! Yo no tengo hijos, pero el tema de los celos, siempre está ahí.
    Ya sean mayores o pequeños.
    A mi vecino, cuando es el cumple de su hermanita, le tienen que traer un regalo para él, porque sino empieza a cargarse los regalos de su hermana y a destrozar todo. ¡¡¡Eso si que son celos!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues eso de los regalos lo veo fatal y puede traer muchos problemas a la larga (precisamente en mi post de ayer habló sobre esto) creo que hay que transmitirles amor a los 2 y enseñarles desde pequeño que no siempre pueden ser protagonistas (por ejemplo en el cumpleaños de otro) pero que no por eso le amas menos. Muchas gracias por leerme y dejar tu comentario!!

      Eliminar
  7. Los celos entre hermanos son inevitables!! Pero los buenos momentos que comparten juntos y nosotros poder disfrutarlo no tiene precio.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tienes toda la razón Montse 😊, gracias por leerme y dejar tu comentario 😊😘

      Eliminar
  8. Creo que los celos son partes natural en los niños, pero tener una comunicación y hacer participe al niño desde el inicio del embarazo hace una gran diferencia.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Completamente de acuerdo, gracias por leerme y dejar tu comentario 😊😘

      Eliminar
  9. Es muy importante hacer a los niños participes de la llegada del nuevo miembro del hogar para evitar la rivalidad y los celos. Muy buenas tus ideas de hacerlos parte de ellos. Uno que yo siempre aconsejo es dar un regalo al niño mayor como si su hermano se lo hubiese llegado, a todos nos gusta recibir regalos y así creamos empatía con el bebé. Hermosos tus hijos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues eso del regalo que trae el hermano yo no lo acababa de ver pero nos lo recomendaron incluso en las clases preparto y por eso lo hicimos. Gracias por leerme y dejar tu comentario 😘

      Eliminar
  10. Yo creo que los celos por parte del mayor es algo inevitable. El recien llegado merece más atención y por más que lo trates de evitar, esto no tiene que cambiar. Que se inviertan los roles y que el nuevo reciba menos atención no me parece tan bueno, ya que es claro que necesita más atención, por mas que haya celos. Espero que se haya entendido algo de lo que quise decir jaja. Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Te he entendido perfectamente, creo que la clave está en el equilibrio. El pequeño requiere atención pero tampoco podemos olvidar al mayor. Muchas gracias por leerme y dejar tu comentario!!! 😘

      Eliminar
  11. Pucha no se mucho del tema, no lo he vivido, soy la menor, pero no soy la mas mimada de la casa, si no que es mi hermano mayor, asi que no se xd somos una familia rara, pero me encantaron los puntos que planteaste, tal vez es dificil llevarlos a cabo pero no imposible

    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El truco es el equilibrio y que ninguno se sienta menos con respecto al otro. Muchas gracias por comentarme y dejar tu comentario!! 😘

      Eliminar