viernes, 23 de diciembre de 2016

Vuelvo a casa por Navidad - Viernes dando la nota


Desde hace un par de semanas estoy contando los días para volver a casa, y por fin mañana: "¡Vuelvo a casa por Navidad!". Por eso mi primer tema de hoy no puede ser otro que éste. No es una canción propiamente dicha sino un jingle, yo soy muy fan de los jingles (como buena publicista) pues considero que muchos de ellos han marcado momentos de nuestra vida.



Siempre fui una niña muy "madrera" me recuerdo a mí misma pegada a la falda de mi madre y dando cada una de las vueltas que ella daba. Mi madre siempre ha significado para mí, paz, tranquilidad y amor. Desde muy pequeña estar a su lado me hacía sentir feliz y protegida, junto a ella y junto a mi padre, por supuesto. Ellos son mis dos referentes,, mis modelos a seguir, las dos personas que lo han dado todo por nosotros (mis hermanos y yo), y que a día de hoy lo siguen haciendo.

Con 18 años me fui a otra provincia a estudiar, aunque volvía a casa cada viernes, todos los domingos me montaba en el tren con lágrimas en los ojos, cuando me despedía de mis padres. Es verdad que luego, los 5 días allí, estaba encantada.

Bueno, por todo esto, el segundo tema no puede ir dirigido a otra personas que no sean ellos ¡mis padres! Pero no quiero una canción ñoña, quiero una canción con fuerza que transmita su vitalidad, su lucha por darnos lo mejor y sus consejos ante la vida. No he encontrado mejor opción que "Mama said" de Lukas Graham, que me da un buen rollo increíble. ¡Va por vosotros papis!



Cuando terminé la carrera el destino me trajo aquí, a una ciudad a casi 600 km de mi dulce hogar. Al principio me vine ilusionada, con la emoción de una chica de 23 años que va madurando, pasando etapas y consiguiendo metas. Pero cuando tuve a mi primer hijo eché de menos no estar en mi pueblo, arropada por mi familia, aunque aquí tengo a mi familia política que son un amor, pero en esos momentos... Todos sabéis que el primer hijo es un verdadero festival de emociones: alegría, plenitud, baile de hormonas, diferencias entre  el papá y la mamá, llantos, lactancias complicadas al principio, adaptación de rutinas... en fin que os voy a contar a vosotros. No obstante y exceptuando momentos puntuales de mayor "morriña" (palabra afincada en mi vocabulario gracias a mi gallega favorita, mi compi de curro, Natalia) en esta ciudad me siento de maravilla y me ha dado muchas alegrías por eso mi segundo tema se lo dedico a mi ciudad adoptiva, de la que me siento parte pues ya llevo 11 años aquí y sumando. "Pongamos que hablo de Madrid" del grandísimo Joaquín Sabina.



Tengo que cerrar este Viernes dando la nota de hoy, 23 de diciembre, vísperas de Nochebuena, con esta canción a mi tierra, al sitio que me vio nacer y crecer, En unas horas estaré en camino, hacia ese olor a mar que me nubla. Como no podría ser de otro modo, quiero compartir con vosotros "Cai" de la Niña Pastori, es una de mis canciones favoritas. Esta versión con Alejandro Sanz me enloquece.


¡Feliz Viernes dando la nota! y ¡Feliz Nochebuena y Navidad!

No hay comentarios:

Publicar un comentario