sábado, 16 de julio de 2016

La abeja reina


Todas las que tenemos niños en edad escolar la conocemos. En todos las clases hay una mamá que es la abeja reina.  La abeja reina es aquella mamá del cole que todo lo sabe, que todo lo organiza y a la que todas siguen. Cuando ves un grupo de mamás reunidas es porque la abeja reina está allí, en el centro, ella habla y todas las demás escuchan.
Yo, personalmente, adoro a las abejas reinas, ellas existen para hacerte la vida más fácil, si a ti “mala madre”. Cuando tienes una duda sólo tienes que preguntar a la abeja reina, ella te la resolverá pues todo lo sabe y de todo se entera.La abeja reina se organiza para tener los contactos de todas las mamás de la clase de su hijo en tiempo record y por supuesto creará un grupo de WhatsApp para que todas las mamás estén en contacto para posibles cumpleaños, organización de trabajos, o cualquier duda o comentario sobre todo tipo de temas relacionados con el colegio. Gracias a la abeja reina, porque siempre recuerda este tipo de cosas el día antes, nunca tu hijo será el único que no lleve a clase un rollo de papel higiénico que han pedido para una actividad, ni irá con mochila un día que han dicho expresamente que no hay que llevarla…

Con la abeja reina no llegarás a final de curso sin un detalle súper precioso y emotivo para esas profes que tanto se han esforzado con tus hijos durante un año entero, enseñándoles, apoyándoles, acompañándolos de la mano y haciéndoles crecer en todos los aspectos durante una etapa decisiva para su vida. Gracias a la organización de la abeja reina, que empieza a mover el tema con mucha antelación, ese día todos los niños de la clase tendrán un detalle a la altura para esas profesoras que ya son y siempre serán una parte importante en sus vidas.

La abeja reina es la que siempre habla en las reuniones de padres, la que sabe todo lo que han hecho y harán los peques durante el curso, la que se entera de cualquier contratiempo que suceda en el cole, incluso antes de que te lo comuniquen oficialmente desde el colegio.

Si en la clase de tu hijo, en la reunión de presentación donde estáis todos los papás y mamás por primera vez, divisas a una abeja reina te ha tocado la lotería. La abeja reina se distingue fácilmente, tiene madera de líder, suele intervenir en una o dos ocasiones durante la charla de las profesoras, no titubea y siempre está sonriendo. Una vez que la reunión termina, dos o tres mamás se arremolinan a su alrededor (un líder siempre tiene seguidores, y los consigue rápidamente).

Las abejas reinas suelen tener más de un hijo, casi siempre familia numerosa, pero a pesar de ello siempre lucen ideales. No la verás con una coleta para ocultar un pelo sucio o despeinado, la manicura siempre la tienen perfecta y bajo sus ojos cuesta encontrar bolsas u ojeras (yo le puedo dar un poco de las mías, por eso de que hay que compartir que tanto transmito a mis hijos y desde luego no hay nada mejor que inculcar con el ejemplo). Cuando hay un taller en el cole donde pueden ir los papás la abeja reina siempre va (sinceramente esto no sé cómo lo hace, yo solo pensar en tener que decir a mi jefe que me voy a ausentar durante un par de horas por ir a un taller con mi querido retoñito me da la risa, la risa al pensar en la cara que pondría mi jefe), si hay un trabajo voluntario para hacer en casa con los papis el hijo de la abeja reina siempre lo lleva, y cuando hay que hacer una manualidad en casa con la ayuda de los progenitores lo que lleva el hijo de la abeja reina es tan espectacular que intentas que tu hijo no lo vea y siga pensando que es súper chulo lo que habéis hecho juntos.

Cuando en un clase ninguna mamá apunta maneras de abeja reina, la hemos liado. Tienes que recurrir a ponerte notas con post-it en la nevera o en cualquier sitio visible para no olvidarte de llevar algo o que justo ese día van a la granja y tienen que llevar atuendo concreto, etc. No te enterarás de nada al margen de lo que oficialmente te cuenten en el colegio. Conseguir invitar a todos los niños de clase al cumple de tu hijo será misión imposible. Y lo peor de todo olvídate de un regalo común a las profes de todos los niños de clase, ese regalo precioso emotivo y lacrimógeno en el que participan todos, no se dará.

Para mi es fundamental una abeja reina entre las mamás de los niños de la clase. En septiembre mis dos retoños empiezan nueva etapa y con ello nuevos compañeros, ya os contaré… pero espero ansiosa a mis abejas reinas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario