lunes, 4 de julio de 2016

Vacaciones... para ellos


Llegaron las deseadas vacaciones para mis frutitos y el comienzo de todo un plan de artillería de “él” y mío para colocarlos hasta agosto que podremos irnos los cuatro juntos.

Aunque acaban de empezar sus vacaciones la planificación de estos días lleva gestándose desde hace meses.
Nosotros somos de esos afortunados que podemos tirar de abuelos, ¿Qué haríamos sin ellos? La mamá de “él” nos hace la cobertura hasta julio y en julio los mandamos a la playa a casa de los abuelos maternos. ¡Bendito julio!

Lo confieso, no sé si tengo más ganas de julio o de agosto. A ver… no me malinterpretéis adoro a mis frutitos, como sabéis yo ya no soy sin ellos, pero… ¿A quién queremos engañar? Pensar en un julio completo (los fines de semana nos vamos a verlos, que tampoco somos tan desprendidos) “él” y yo sin niños, con todo el tiempo para nosotros: cenitas, cine o simplemente hablarnos mirándonos a los ojos sin tener que estar gritando o mandando a callar a los frutitos ¡Pura vida!

En el fondo lo hacemos por su bien (ejem) para que disfruten de la playa, el aire puro y de los abuelos, a los que ven mucho menos de lo que nos gustaría a todos. Mientras tanto “él” y yo nos quedaremos aquí en la ciudad, madrugando, lejos de la playa y “obligados” a hacer planes para matar el tiempo muerto.  

¡Bienvenido verano! 

No hay comentarios:

Publicar un comentario