viernes, 21 de abril de 2017

Esa niña que fui, ahora la veo en ti


Hoy estas letras las escribo para ti, mi querida y amada Manzanita:

De unos meses a esta parte, todo el mundo no para de decirme lo mucho que te vas pareciendo a mí, cada vez más.

Físicamente me cuesta reconocerlo, pues eres un millón de veces más guapa que yo, que mi yo de ahora y que mi yo de niña. Por mucho que miro las fotos de mi más tierna infancia no consigo verte en esa niña (que continúa teniendo un tremendo parecido con mi yo actual) tú eres infinitamente más preciosa. Tu cara es mucho más expresiva, tu sonrisa más bonita y tus ojos claros se alejan mucho de mis comunes ojos marrones. En definitiva, aunque es cierto que veo cosas similares como el pelo ondulado y un poco a "lo loco" que las dos nos gastamos y algunos gestos que me recuerdan a mí, si hablamos de físico, en la tómbola a ti tocó la papeleta ganadora.

jueves, 20 de abril de 2017

Sello de calidad: #MamásMaryKay


Este año Mary Kay cumple 25 años y lo ha querido celebrar con un grupo de mamás de Madresfera, a las que nos gusta cuidarnos y sentirnos bien con nosotras mismas, haciendo un sello de calidad con varios de sus productos para que los probemos y demos nuestra opinión al respecto.

Conozco la marca de belleza Mary Kay desde hace años, a través de una íntima amiga de mis padres que es consultora de belleza en Dénver-Colorado. Cada verano cuando viene a mi pueblo, donde veranea desde pequeña, nos trae algunos productos para el cuidado de la piel, cosméticos o a veces fragancias de la firma, y con la mayoría de ellos nuestra experiencia ha sido muy gratificante.

miércoles, 19 de abril de 2017

Sobreprotección, el regalo envenenado que hice a mi hijo


Muchos padres/madres, entre los que me incluyo, tendemos a sobreproteger a  nuestros hijos, pensando que así les hacemos un favor, pero nada más lejos de la realidad, con esta actitud lo que estamos es perjudicándoles, pues esta sobreprotección tendrá consecuencias negativas en el comportamiento y carácter del niño.

Nuestra misión como padres es cuidar y educar a nuestros hijos y como buenos mamíferos tenemos ese instinto de protección hacia nuestras crías. El problema viene cuando esa protección supera los límites y tendemos a sobreprotegerles de todo, impidiendo que ellos puedan desenvolverse por sí mismos en determinadas situaciones o enfrentarse a cualquier pequeña dificultad y superarla sin ayuda de nadie. Esto da lugar a niños dependientes, con poca autoestima, asustadizos, con baja tolerancia a la frustración... por tanto con este comportamiento en vez de beneficiar a nuestros hijos, conseguimos todo lo contrario.

lunes, 17 de abril de 2017

Frutilectura de la semana: SOS Televisión


Esta semana en villa frutitos leemos SOS Televisión de Germano Zullo con ilustraciones de Albertine, traducido por Teresa Duran y editado por ediciones Ekaré.


Este divertido libro nos lo han mandado desde Los Cuentos de Bastian que es mucho más que una librería online, es un sitio precioso donde soñar está al alcance de todos los niños y no tan niños, especialistas en literatura infantil y juvenil en su web podremos encontrar cuentos y libros mágicos, con preciosas ilustraciones y distintas temáticas para todos los gustos. Además de libros aquí podemos encontrar multitud de recursos educativos, no dejéis de navegar por el mundo de Bastian, ¡No os arrepentiréis!

viernes, 7 de abril de 2017

Ser tía, después que madre



El rol de tía me llegó 5 años después de adquirir el de mamá. Cuando llegó la Fresita, el Melocotón ya tenía 5 años y la Manzanita casi 2.

Cuando mi hermano y mi cuñada me dieron la noticia de que sería tía por primera vez me emocioné muchísimo y me quedé en estado de shock, a partes iguales. Mi hermano tiene solo 3 años menos que yo, no es que fuese un niño... pero quizás esperaba que me convirtiese en tía mi hermana mayor (que me saca 2) antes que él. No por nada en especial, pero llevaba menos tiempo de relación con su novia, acababan de irse a vivir juntos, ella es muy joven (en el fondo la envidio por ello, creo que la maternidad cuanto antes mejor), realmente tonterías que nos hacen tener ciertos prejuicios, o mejor dicho, ideas en nuestra cabeza. 


Al poco tiempo, en concreto 3 meses después, mi hermana mayor me daría otra enorme sorpresa, iba a convertirme en bitía. Si ya es maravilloso esperar el nacimiento de un sobrino, ya de 2... ¡Buff!