miércoles, 22 de febrero de 2017

Mamá, una década después, lo reconozco


mamá te echo de menos

Tus intensos ojos verdes, tu olor a colonia de bebé, tus gestos mudos, tu tremenda hiperactividad, el sabor de tu comida, tus sabios consejos (que no siempre seguía), tus besos antes de acostar, nuestra hora del "café", tus días sin descanso, nuestros almuerzos en familia, tu poder para saber dónde estaba todo, saber siempre lo que decir, tus advertencias sin imposición y el posterior "te lo dije" (que tanto odiaba), el olor a suavizante de tu ropa, el recogerme si me caía, curarme las heridas y animarme a volverlo a intentar, el aroma a pan tostado y café recién hecho de tus desayunos, tus 19 horas al día sin parar de trabajar, la inexistencia de momentos para ti, tu belleza sin aditivos, tu apoyo incondicional, tus lágrimas de risa y tu tremenda capacidad de dar sin esperar... Esto solo es una pequeña muestra de los recuerdos que tengo de mi vida contigo, esto es lo que se viene a mi mente cuando pienso en ti, mi querida mamá.

jueves, 16 de febrero de 2017

Castigos a los niños, a debate


Hoy en un grupo de whatsApp con varias mamis y papis hablábamos de este tema, los castigos en los niños pequeños y el muy de moda "rincón de pensar". La mayoría coincidíamos en que castigar no es la mejor de la soluciones y mucho menos al tan famoso "rincón de pensar", comentaban algunos que esto podría darse si le acompañas tú a pensar y razonar sobre lo que ha hecho mal porque mandar a un niño pequeño a pensar sin ayudarle en ese pensamiento para dirigirlo a lo que te interesa que aprenda de "este castigo" es un auténtico sinsentido.

lunes, 13 de febrero de 2017

Lunes lunero #7 - El lunes del amor


Este lunes abre "la semana del amor", mañana es el día de San Valentín, y lo celebres o no, no puedes escapar a toda la "parafernalia"que se monta entorno a este día.

jueves, 9 de febrero de 2017

2 métodos infalibles para no almacenar artículos de bebé que no usamos


Os tengo que confesar que esto que os voy a contar, lo hago a toro pasado, una vez que me vi rodeada de cosas de bebés que ya no utilizaba o aún peor jamás llegué a utilizar.